¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

ácido hialurónico

A medida que vamos envejeciendo, lamentablemente ciertos elementos importantísimos en nuestro cuerpo se van haciendo más difíciles de sintetizar y factores como el medio ambiente y nuestros propios hábitos los van destruyendo. Tal es el caso del ácido hialurónico, particularmente esencial en el estado de nuestra piel.

ácido hialurónico
Imagen por Freepik.es

Qué es el ácido hialurónico 

Presente en distintos tejidos y órganos del cuerpo, el ácido hialurónico es una proteína con la propiedad de absorber agua en grandes cantidades, hasta mil veces su propio peso. Naturalmente se encuentra concentrada en los seres humanos en las articulaciones, los cartílagos y la piel, contribuyendo a mantener hidratados y con volumen los tejidos.  Cuando a través de los años, los niveles del ácido hialurónico descienden en el cuerpo, los tejidos pierden su elasticidad y aparecen en la piel las arrugas.

Principales usos del ácido hialurónico 

Aunque fue descubierto en la década de 1930, fue a partir de 1970 que empezó a utilizarse con fines médicos y a partir de los noventas que se desarrollaron plenamente su uso estético y cosmético.

Usos médicos

El ácido hialurónico se utiliza a través de inyecciones para lubricar las articulaciones, aliviar el dolor de forma parcial y mejorar la funcionabilidad en rodillas, hombros, caderas, tobillos y hasta en las manos. Recientemente se han desarrollado compuestos para consumo vía oral y se estudia su influencia en los campos de la fertilidad, el cáncer y el HIV.

Usos Estéticos

La capacidad del ácido hialurónico de aumentar el volumen e hidratación de la piel, ha hecho que sea utilizado con cada vez con más frecuencia en el campo de las cirugías plásticas como ayudante en los procesos de cicatrización y en las cirugías estéticas donde en función de cada paciente, se utilizan inyecciones o infiltraciones para corregir en el rostro las líneas de expresión, las arrugas y aumentar el volumen de los labios y pómulos. El procedimiento es rápido y no suele ser doloroso. Dependiendo del metabolismo de la persona, los resultados pueden permanecer entre 9 meses y 2 años, porque tal como ocurre con el ácido hialurónico propio del cuerpo, con el tiempo la capacidad de reponerlo disminuye.

Usos Cosméticos

Actualmente el ácido hialurónico se puede conseguir presente, en distintas concentraciones y combinaciones, en productos de crema, sérum, gel o ampollas. La aplicación tópica es menos efectiva y más lenta pero es la opción ideal cuando no deseas pasar por una intervención médica. La inmensa demanda del ácido hialurónico en el campo de los tratamientos cosméticos, tanto para la piel como el cabello, radica en su capacidad de hidratar y reconstituir la piel, al punto de rellenar las líneas de expresión y arrugas, combatir la flacidez y en el caso del cabello otorgar una hidratación profunda desde los capilares.   

Adicionalmente, en la actualidad puedes hallar suplementos alimenticios con ácido hialurónico que consumidos en cápsulas ayudan a reponer los niveles de esta proteína en el cuerpo por lo que nutren la piel, el cabello y las articulaciones desde adentro, contribuyendo en la lucha contra los signos del envejecimiento.

MakeUp

Sobre el autor